Fotorejuvenecimiento

Medallón

Se puede llevar a cabo en:
 · Cara
 · Cuello(Papada)
 · Escote
 · Manos
 · Ingles
 · Brazos (axilas
 · Vientre

 


       con luz pulzada

Caso Clínico

Ambos Sexos


 Nota: En la sesión de cara (No incluye ni Papada ni Escote)


IPL: Fotorejuvenecimiento


 El envejecimiento cutáneo no sólo produce el prolapso (descolgamiento) de la piel y flacidez, sino que una gran parte del deterioro de la misma se debe a la aparición de signos como:


 • Poros más abiertos

 • Manchas solares

 • Lesiones pigmentadas hiperqueratósicas

 • Lesiones seborreicas

 • Capilares rotos y rojeces difusas

 • Falta de brillo y lustre en la piel


 El tratamiento IPL de Fotorejuvenecimiento corrige estos problemas.


 Se pueden trabajar zonas como manos, escote, papada y rostro dando excelentes resultados. Así mismo se pueden trabajar zonas del cuerpo donde haya demasiada flacidez y envejecimiento de la piel como son: el vientre, la parte interna de los brazos, la parte interna de los muslos ó la piel de los glúteos.


 Una de las ventajas de este tratamiento es que no precisa de un período de recuperación, pudiéndose el cliente incorporar a sus actividades en el mismo día.

 IPL facial: jóvenes para siempre.


La Luz Pulsada

la Técnica más Popular del Momento

 Dicen que la cara es el espejo del alma, pero también es el reflejo del paso del tiempo. Arrugas, manchas solares, lesiones vasculares, asperezas... son las huellas que los años, el sol, el estrés, el consumo de alcohol y el tabaco dejan sobre nuestro rostro. La dermatología cuenta desde hace años con muchos procedimientos para solucionar, uno a uno, los diferentes problemas, pero la aparición del IPL ha conseguido ofrecer un rejuvenecimiento global y en todo el rostro de forma uniforme. Esta nueva y apasionante técnica ha ganado popularidad, primero en EEUU y ahora en Europa, y se ha convertido en una de las técnicas estéticas con mayor demanda en todo el mundo. Su gran ventaja es la recuperación inmediata del cliente, que no tiene que parar su actividad normal.


 El envejecimiento del rostro se debe al efecto acumulado a lo largo de los años de la luz ultravioleta, y se manifiesta en forma de cambios de la coloración (manchas oscuras o léntigos, rojeces, arañas vasculares, amarillamiento), pérdida del tono y pequeñas arrugas en las zonas más expuestas a la luz. Hasta ahora era preciso tratar cada una de estas manifestaciones por separado, con los numerosos procedimientos cosméticos o con los laceres que aunque son eficaces requieren de un periodo de recuperación. La necesidad de este tiempo de recuperación es el motivo por el que muchos clientes rechazan este tipo de soluciones, ya que no les permiten integrarse de forma inmediata a sus obligaciones sociales y laborales.


 Actualmente, la gente demanda cada vez más tratamientos poco agresivos que permitan incorporarse al trabajo en el mismo día, pero que sean eficaces. Una de las mayores innovaciones en este campo es el IPL (luz pulsada intensa o rejuvenecimiento no ablativo).


 El IPL (también llamado láser frío) es un moderno sistema de rejuvenecimiento facial que emite un haz de luz similar al del láser pero mucho más versátil, ya que puede modificarse según el tipo de problema a eliminar, su profundidad y la piel de la paciente. El fotorejuvenecimiento con IPL trata a la vez toda la superficie de la cara, manos y escote, en lugar de hacer sesiones por separado para cada zona aislada del rostro o para cada imperfección cutánea específica. De esta forma se consigue un resultado más uniforme y un aspecto más fresco y juvenil.


 El tratamiento completo consiste en alrededor de 5 sesiones, en cada una de las cuales se marcan unos objetivos de resultado (por ejemplo las primeras se aplican para la eliminación de lentigos y rojeces y en las ultimas se estimula el colágeno dérmico para minimizar el poro y dar frescura y firmeza a la piel). Cada sesión dura unos 20 minutos y deben aplicarse una vez por semana cuando menos.


 La gran ventaja de este sistema es la rápida recuperación y que resulta totalmente indoloro. Cuando el cliente sale de la sesión de IPL, puede notar únicamente una sensación de calor y que su piel está enrojecida transitoriamente, pero permite el uso del  maquillaje. Es aconsejable utilizar un fotoprotector o filtro solar para evitar el bronceado mientras dure el tratamiento.


 El fotorejuvenecimiento con IPL puede combinarse con Radiofrecuencia para obtener mejores resultados.

Medallón
     
 
 
« Regresar|imprimir